Ley General de Instituciones y Sociedades Mutualistas de Seguros

(Si te interesa leer los artículos completos, haz clic en aquellos que se señalan dentro de paréntesis, y si te interesa descargar la ley completa, haz clic aquí).

Objetivo de la Ley

La principal Ley en materia de Seguros es la Ley General de Instituciones y Sociedades Mutualistas de Seguros, cuyo objetivo es el de regular (artículo 1) la organización y funcionamiento de las Instituciones Aseguradoras así como las Mutualistas que operan en México.

Operaciones y Ramos en Seguros

De este modo, la Ley prevé que existen tres ramos  (artículo 7) de operaciones que las Instituciones pueden trabajar en nuestro país: Vida, Accidentes y Enfermedades y Daños. Cada uno de los ramos anteriormente mencionados se encuentra dividido en operaciones (artículo 8). Es así como tenemos la siguiente distribución:

  • Vida
  • Accidentes y Enfermedades
    • Accidentes Personales
    • Gastos Médicos
    • Salud
  • Daños
    • Responsabilidad civil y riesgos profesionales
    • Marítimo y transportes
    • Incendio
    • Agrícola y de animales
    • Automóviles
    • Crédito
    • Crédito a la vivienda
    • Garantía financiera
    • Diversos
    • Terremoto y otros riesgos catastróficos
    • Especiales

Prohibiciones

Del mismo modo, la propia legislación prohíbe el contratar seguros con Instituciones no registradas en el país (artículo 3), cuando se dan determinados supuestos: 

  • Seguros de personas cuando el asegurado se encuentre en la República al celebrarse el contrato.
  • Seguros de cascos de naves, aeronaves y de cualquier clase de vehículos, contra riesgos propios del ramo marítimo y de transportes, siempre que dichas naves, aeronaves o vehículos sean de matrícula mexicana o propiedad de personas domiciliadas en la República;
  • Seguros de crédito, cuando el asegurado esté sujeto a la legislación mexicana.
  • Seguros contra la responsabilidad civil, derivada de eventos que puedan ocurrir en la República.
  • Seguros de los demás ramos contra riesgos que puedan ocurrir en territorio mexicano.

No se considerarán como tales los seguros que no residentes en territorio mexicano contraten fuera del mismo para sus personas o sus vehículos, para cubrir riesgos durante sus internaciones eventuales.

Coaseguro, Reaseguro y Contraseguro

Ahora bien, existen tres términos muy parecidos pero que tienen un significado diferente: Coaseguro, Reaseguro y Contraseguro (artículo 10).

En el primer caso estamos hablando de un acuerdo entre dos ASEGURADORAS quienes comparten un mismo riesgo, en tanto que el segundo término hace referencia a la participación de una REASEGURADORA quien adquiere una parte o la totalidad del riesgo amparado por una ASEGURADORA.


En algunos casos se hace necesario que la ASEGURADORA devuelva primas al asegurado cuando se cumplen determinadas condiciones estipuladas en el contrato. En este caso nos estamos refiriendo al CONTRASEGURO.

 

¿Qué es un Agente de Seguros y cuáles son sus obligaciones?

Y si estamos hablando de definiciones, no hay que olvidar una de las principales: la que nos indica que se entiende por AGENTE DE SEGUROS (artículo 23), en la que se señala que se trata de un intermediario entre la Aseguradora y el Asegurado, capacitado para dar ASESORIA en cuanto a la forma de contratar, mantener o modificar el contrato de seguro, siempre buscando la mejor alternativa para ambos. Asi mismo, la propia Ley nos indica cuales son las obligaciones que debe de cumplir el Agente (artículo 24), haciendo mucho énfasis en la responsabilidad que tiene el Intermediario con sus clientes a fin de darles a conocer cual es el alcance real de sus coberturas.

 

¿Qué debe observarse al momento de constituir una Compañía Aseguradora?

De acuerdo con esta misma Ley existen determinados puntos que deben ser observados cuando se pretende constituir una Compañía de Seguros (artículo 29). En este sentido, Las instituciones de seguros deberán ser constituidas como sociedades anónimas de capital fijo o variable, en cuanto a lo siguiente:

 

Pago de Comisiones y entrega de recibos

Por la colocación de seguros, las empresas aseguradoras deberán pagar comisiones sobre las primas EFECTIVAMENTE ingresadas a la Compañía (artículo 41).

Por su parte, es obligación del Agente el entregar recibos de la Compañía al momento de recibir cualquier cantidad por concepto del pago de primas. Cabe señalar que el citado recibo debe ser expedido por la Aseguradora y por lo mismo obliga a la Aseguradora en el mismo sentido. (artículo 42)

Reservas

Las Compañías Aseguradoras se encuentran obligadas a mantener algo llamado RESERVAS (artículo 46):

I.- Reservas de riesgos en curso;

II.- Reservas para obligaciones pendientes de cumplir;

III.- Las demás previstas en esta Ley.

¿Cómo funcionan dichas reservas? De la siguiente manera y siempre de acuerdo a lo que estipula la Ley:

  1. Para las reservas de riesgos en curso (artículo 47):

  1. Las reservas para obligaciones pendientes de cumplir (artículo 50) serán:

 

Autorizaciones

Para dar mayor seguridad y transparencia a los usuarios de este sector, se hace necesario que, si la Compañía decide vender su cartera, la transferencia de la misma debe ser autorizada por la SHCP (artículo 66), y del mismo modo, en caso de querer realizar actividades publicitarias dentro y fuera del país debe contar con el permiso de la propia Comisión (artículo 71).

Sanciones

A partir del artículo 139 y hasta el 143 se establecen las diferentes multas a las que un Agente de Seguros se puede hacer acreedor, mismas que pueden ir desde 100 hasta 20,000 días de salario mínimo general vigente en el Distrito Federal. (artículos 139, 140, 141, 142, 143)

 

Sobre nosotros | Mapa del Sitio | Política de Privacidad | Contáctenos | ©2008 AXA Seguros